POBOLEDA 023

LAS TRES HACHES MÁS CÍVICAS Y MÁS UNIVERSALES: HUMILDAD, HONESTIDAD Y HONRADEZ. SEGURAMENTE LAS MENOS PRACTICADAS.

 

LAS TRES HACHES MÁS CÍVICAS Y MÁS UNIVERSALES: HUMILDAD, HONESTIDAD Y HONRADEZ.  SEGURAMENTE LAS MENOS PRACTICADAS.

 

By Joseph Puig – Julio 2.013.

Es más simple de lo que parece comportarse como un individuo cívico y consciente además de una persona bien educada. Estoy de acuerdo con quien dijo hace tiempo: “el mejor negocio del mundo es ser honrado y buena persona”… chapeau! Pues si se practican estos buenos fundamentos siempre se duerme muy tranquilo, cabeza despejada y ganas de hacer nuevas cosas por la mañana del día siguiente. Oro, puro.

De hecho lo de las tres haches era antes moneda de cambio diaria. Lo de la palabra, lo del compromiso moral, lo del apretón de manos para cerrar tratos, lo de ayudar al vecino y un gran número de etcéteras que ni vale la pena enumerar.

Que ahora en estos tiempos soplen otros vientos más potentes y agresivos ya se entiende si se quiere y se desea. Que hay un alto índice de incivismo social, pues mal, y como es lo que hay, se entiende bastante bien porque  incluso dicho se de paso, deriva en altos porcentajes por  la denigrante  situación  política nacional que estamos padeciendo que es como un degoteo sangrante de este país nuestro del alma, que ya es más que seguro que tiene la regla permanente.

 

Pues para salir adelante y con la faz alta, nada de ostias ni de detrimentos. Mirar adelante, sin la cara al sol, por supuesto, pero con la convicción de que cada día  todos seremos mejores que ayer. Y seguro que así será si lo queremos y lo deseamos fehacientemente. No hay otra. Yendo a lo nuestro:

 

Humildad: es una contra del pecado capital que se llama soberbia y anda nuestro mundo bastante cargado de tal “pecado” tan capital. Los sátrapas jacobinos deben saber mucho de esto ya que  hacen su agosto permanentemente. La humildad, más próxima, más  dicharachera y más amigable debería ser más fácil de practicar… ¿por que no lo intentamos? Ánimo!

 

Honestidad: Ya se sabe, ser uno mismo, manteniendo en mente todo lo que nos enseñaron los padres concientes; no traicionar nunca a nadie, ni a nuestro peor enemigo. Por esto los sabios griegos ya inventaron el diálogo, que además nos sale totalmente gratis y libre de impuestos si se utiliza bien.

 

Honradez:   Pues, teniendo en cuenta  lo antes citado, este es el último eslabón de la cadena  que tiene que confirmar el resto. Honradez, jamás  decepcionar ni timar a nadie tanto en lo económico como en lo moral en nuestra conducta diaria. Jamás, señores. Así es. Ni un ápice.

 

Solamente así conseguiremos la excelencia de las tres HACHES, bastante más importantes que las estrellas que algunas guías poco espirituales distribuyen por intereses económicos, sin ton ni son.

 

Y si no, que Dios nos pille confesados!

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *